¿Qué sienten muchas personas al escuchar la palabra “inglés”? Podría decir que muchos sienten frustración, incomodidad, nervios, malos recuerdos que vienen a la mente de anteriores intentos de aprender el inglés y que resultaron fallidos, se sienten llenos de dudas, de vacíos. Una simple pregunta como ¿“What is your name”? nos puede dejar bloqueados, con la mente dando vueltas sobre cómo responder o qué es lo que eso quiere decir. La costumbre de una vida normal donde a nivel comunicativo todo gira en torno al español nos hace de cierta manera pensar que no es necesario aprender una lengua extranjera, pero he ahí la equivocación, a nivel personal y profesional es inmensamente significativo.

Nos despertamos, salimos a la calle, hablamos con otros individuos, buscamos información, escuchamos muchas cosas, y todo eso lo hacemos en español. Nos sentimos tan cómodos con nuestra lengua materna, es difícil que se nos cruce por nuestras mentes la increíble sensación de ser capaz de comunicarse en una lengua extranjera, en este caso, la lengua universal, el inglés. En nuestro diario vivir no caemos en cuenta de la importancia de aprender el inglés, de adquirir la capacidad de comprender y hacerse entender. Adquirir una nueva lengua, en este caso, el inglés, nos permite abrir nuestra mente, ver mucho más allá de lo que estamos acostumbrados, ver el mundo desde otro punto de vista ya que, al aprender una nueva lengua, no solo se aprende la lengua en sí, se aprende también a ver el mundo desde otra perspectiva.

¿Por qué aprender inglés? Recordemos que el inglés más que una necesidad, es una oportunidad para crecer personalmente y profesionalmente. Muchas veces cuando queremos viajar, nos invade el temor de no saber cómo comunicarnos. El hecho de tener bases en el inglés a la hora de emprender un viaje es fundamental para la comunicación, para vivir una experiencia más agradable y completa, sin tantas dudas, sin sentirse perdido. La satisfacción de ser capaz de expresarse en inglés, así sea con lo básico, enriquece nuestras capacidades lingüísticas, nos da la oportunidad de ser capaces de desenvolvernos en un ambiente diferente, con otras costumbres, personas, actividades, y de abrir nuestra mente a nuevas cosas. A nivel profesional, cabe resaltar que el inglés es un fuerte aspecto a la hora de hablar de negocios, a nivel mundial es la lengua más usada para establecer convenios, transacciones comerciales y financieras, entre muchas otras cosas. De igual manera, a nivel educativo, es esencial para crecer académicamente, la mayoría de especializaciones, masters, doctorados y muchos cursos o diplomados requieren el inglés para poder cursarlos. No es difícil darse cuenta lo significativo que es la lengua inglesa y la importación de aprenderla.

Saquémonos de la cabeza que aprender inglés es imposible. Alejemos toda frustración, todos los malos recuerdos de cuando alguna vez lo intentamos y nos rendimos. Es posible, es posible ser capaz de comunicarse, empezar desde lo básico, no preocuparnos por obtener una buena nota, centrarnos en aprender y adquirir las capacidades comunicativas en una nueva lengua. Cambiemos la imagen del inglés como algo fuera de nuestro alcance, programemos nuestra mente para ser capaces, para no rendirse, empezar desde lo básico y de allí ir evolucionando nuestras habilidades lingüísticas en la lengua inglesa. Veamos el mundo desde el inglés.

Articulo escrito por Felipe Cortes – Docente y licenciado en lenguas modernas, Co-fundador de la academia virtual NOVA. Revisado y publicado por Julian David Muñoz, fundador del Proyecto NOVA.